En tu interior se vive a color

¿Alguna vez te has sentido pesado, triste, fresco, libre o incómodo, con solo entrar a un lugar? Hay muchos factores que influyen en un espacio para hacerte sentir algo concreto en cuanto lo habitas y parte de ello son los colores que encuentras en él. Probablemente has oido alguna vez sobre la psicología y el significado de los colores, e incluso algo sobre cómo podemos usarlos en mercadeo y ventas para guiar el proceso de compra de nuestros clientes, pero pocos son conscientes del verdadero impacto que puede llegar a tener el color sobre su vida, en especial porque es muy difícil medir ese impacto. Hoy te quiero compartir una forma de hacer exactamente eso, así que sigue leyendo y aventúrate a comprender un poco mejor el idioma de tu interior.

Si bien es cierto que hay tanto gustos diferentes como hay personas en el mundo, estos gustos no se dan tan al azar como a veces creemos. Cuando algo te gusta o no, tiene mucho que ver con lo que ese algo te hace sentir y esto está relacionado con recuerdos o cosas que has vivido, que empiezas a conectar con ello para determinar si te gusta o no, según si lo que sientes hacia ello es positivo o negativo. Los colores, en particular, son un claro ejemplo de todo esto y es donde más se hacen evidentes estas conexiones.

Toma por ejemplo el color «azul cielo». ¿Qué tono de azul imaginaste? Posiblemente no imaginaste un círculo azul oscuro, sino un cielo despejado en un día soleado. Difícilmente nos referiríamos a un azul grisáceo como «azul cielo», por más de que el cielo tome a veces ese color, sino que podríamos llegar a describirlo como un «azul cielo nublado», dado el caso. Todo esto sucede porque tu hemisferio derecho del cerebro asocia estados emocionales con colores, por lo que es muy posible que el color «azul cielo» te guste si los días soleados te hacen sentir alegre.

La única forma de complacerte es construyendo una imagen que sea fiel a tu esencia y a tus principios, coherente con tu estilo de vida, personalidad y ocupación y que te ayude a alcanzar tus metas.

En tu Interior se Vive a Color - Blog Post - Asesoría de Imagen Lina Díaz

Cuando evaluamos nuestro interior y tratamos de conocernos, es importante descifrar el tipo de energía que estamos emitiendo constantemente. Esta energía se puede descifrar por colores y por eso puedes haber oido hablar sobre el «aura» de cada persona y cómo esta tiene un color. Independiente de si crees en auras u otras teorías, hoy te voy a compartir un sistema práctico con el que puedes entender un poco mejor todo eso que tienes por dentro de lo que puedes no ser muy consciente.

El color es luz vibrando a una cierta frecuencia. Esa vibración produce una energía que tú puedes transformar en positiva o negativa, según esas conexiones que hace tu cerebro. Cuando identificas lo que te hace sentir cada color, puedes reconocer aquellos hacia los que tienes sensaciones más fuertes, ya sea de atracción o de rechazo y así identificar el tipo de energía que estás generando dentro de ti y proyectando al exterior.

Para hacerlo, trata de buscar algo de cada color: blanco, amarillo, anaranjado, rojo, negro, verde, azul y violeta. Trata de que no tengas ningún otro color que te distraiga y observa cada uno por 10 segundos. Anota aquellos que te hayan impactado significativamente de forma positiva y los que lo hayan hecho de forma negativa. Con esto, habrás reconocido tu paleta de color interna y podremos pasar a identificar tu Estado Cromático Interno.
Según si cada color te impactó positiva o negativamente, identifica ahora las sensaciones que cada uno de ellos está representando en ti:

Blanco:

Si te generó una sensación positiva quiere decir que en tu interior cargas: paz, pureza, apertura, reflexión total.

Si te generó una sensación negativa quiere decir que es posible que cargues: ofuscamiento, frialdad, antipatía, disminución de energía práctica.

Amarillo:

Si te generó una sensación positiva: alegría, optimismo, entusiasmo, afán de progreso, activación mental.

Si te generó una sensación negativa: depresión, odio, ansiedad.

Naranja:

Sensación positiva: relaciones, satisfacción, calidez, comfort, seguridad, pasión, diversión, estímulo, sensualidad.

Sensación negativa: sensación de privación, ausencia de seriedad, exaltación.

Rojo:

Sensación positiva: Acción, dinamismo, pasión, energía, coraje, fuerza.

Sensación negativa: Agresión, tensión, alteración de la visión real de las cosas.

Negro:

Sensación positiva: elegancia, seguridad, eficiencia, sofisticación, prioridad al mensaje.

Sensación negativa: Limitación, negación, pesadez, agresión, miedo, obstáculos.

Verde:

Sensación positiva: despertar, crecimiento, frescura, renovación, vitalidad, salud, relajación activa, naturalidad, ocupar el primer lugar, perseverancia.

Sensación negativa: estancamiento, debilidad, aburrimiento.

Azul:

Sensación positiva: Confianza, equilibrio, tranquilidad, armonía, movimiento, satisfacción, fluidez

Sensación negativa: Frialdad, hostilidad, ausencia de emociones.

Violeta:

Sensación positiva: Verdad, espiritualidad, sabiduría, intuición, realeza, meditación, sensación de calidad, contemplación profunda.

Sensación negativa: vanidad, egocentrismo, asco, introversión, represión.

Estas cargas te pueden dar una idea de los colores que más predominan en tu interior y puedes así darte cuenta un poco de lo que está pasando para tomar acción sobre ello. Esto también te da una idea sobre cómo los colores que usas afectan cómo te sientes día a día y, a medida que descubras cuáles son los que más te favorecen, podrás estructurar un armario en el que el color sea tu mayor aliado en el camino hacia tus sueños.

¿Quieres conocer mejor los colores que más te favorecen y como te afectan en tu día a día? Regístrate Aquí agenda una valoración y conoce todas las opciones que tenemos para ti. A demás, al registrarte podrás ver un video con nuestras 3 claves para lograr el estilo de tus sueños, así que no te lo pierdas.

¡Feliz fin de semana!

Cómo ser perfecta - Asesoría de imagen
Interior

¿Cómo ser perfecta?

El hombre perfecto, el trabajo perfecto, los padres perfectos, el sistema perfecto. ¿Qué es ser perfecto para ti?Creo que muchos podemos estar de acuerdo con

Leer más »
Abrir WhatsApp
¿Cómo puedo ayudarte?
¡Hola! Dime lo que necesites. Aquí estaré para ayudarte.